De Jujuy a Buenos Aires a caballo, para festejar el Bicentenario

Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires

Con el apoyo de la Dirección General del Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires.

En el lugar de destino y en el Día de la Tradición –que recuerda el nacimiento de José Hernández–, se presentó una cabalgata en homenaje al Bicentenario que saldrá de Jujuy y unirá los cinco cabildos históricos, para llegar al de Buenos Aires, cuna de la Revolución, la víspera del 25 de mayo de 2010.

Se trata de la Marcha de los Cabildos en homenaje al Bicentenario de la Revolución de Mayo. Así la llamaron quienes la llevarán a cabo, el grupo La Patria a Caballo, 11 jinetes pertenecientes a asociaciones tradicionalistas de Ayacucho, Las Flores y Luján, que ya unió en otra marcha de conmemoración histórica, en 2005, el Cabildo de Buenos Aires y la Casa de Tucumán. Aquella vez salieron del Cabildo el 22 de mayo –en alusión al comienzo de la Semana de Mayo– y llegaron a San Miguel de Tucumán el 9 de julio, Día de la Independencia.

Esta vez saldrán en marzo del Cabildo de San Salvador de Jujuy, pasarán por los cabildos de Salta, Córdoba y Luján -también por la Casa de Tucumán y por la Municipalidad de Santiago del Estero- y llegarán al Cabildo de Buenos Aires la noche del 24 de mayo, para sumarse a la vigilia del Bicentenario, que se celebrará dónde ocurrió: en el Casco Histórico porteño.

En dos meses recorrerán 1.840 kilómetros a través de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, hasta la Capital Federal. Lo harán montados en caballos criollos –dos por jinete–, siguiendo en lo posible el trazado de postas del correo colonial que unía Potosí con Buenos Aires y brindando charlas sobre la Revolución de Mayo y sobre la historia de los cabildos.

Dividieron el viaje en 10 etapas. Prevén recorrer unos 40 kilómetros por día en 45 jornadas de marcha, que alternarán con 21 días de descanso. Los acompañará en el camino un vehículo de apoyo logístico.

Traerán de cada cabildo una copia de la adhesión al Cabildo de Buenos Aires. Ellos, a su vez, les dejarán una copia de la parte del diario de la célebre cabalgata de Aimé Félix Tschiffely con los criollos Gato y Mancha, correspondiente al paso por ese lugar. Se trata de la marcha de 18.000 kilómetros que en dos años unió Buenos Aires y Washington. Tal vez, una de las mayores continuidades de la experiencia y la reflexión humana –y equina– a través del espacio y por tierra, yendo tan lejos paso a paso, viviendo cada metro.

Camperos, patriotas y aventureros
Los protagonistas de la Marcha son los veterinarios Héctor Ricardo Guerendiain (66) y Juan Jorge Guerendiain (62), ambos ex profesores de la Universidad Nacional del Centro (Tandil), y de la Escuela Agropecuaria de Las Flores. Enrique Martinoli (70), jubilado del Banco Provincia y, además de jinete, motoquero, que a los treinta y tantos unió Las Flores con Río de Janeiro y con Uspallata.

Oscar Emilio Solanet (63), criador de caballos criollos desde 1969, promotor y ejecutor de reunir los restos de Tschiffely, que estaban en Buenos Aires, con los de sus compañeros Gato y Mancha en su estancia El Cardal de Ayacucho. Alberto Jalil (60), ex trabajador rural, hoy empleado del Hospital Municipal de Ayacucho. Participa en las delegaciones que desfilan en fiestas tradicionalistas hace 45 años.

También de Ayacucho son los productores apícolas Juan Carlos Becker (59) y Hugo Walter Bauer (46). Lo mismo que Rafael Enrique Pérez (54), dos veces concejal de Ayacucho, hoy, empleado municipal. Y Adrián Muiño (66), licenciado el Relaciones del Trabajo, jubilado de una empresa de energía y productor rural, estudioso de la historia, el folklore y la legislación laboral comparada.

A este promedio de 60 y pico lo bajan abruptamente Santiago Bauer (21), hijo de Hugo y estudiante de veterinaria en Tandil, pero veterano ya de la cabalgata Buenos Aires-San Miguel de Tucumán, que hizo con apenas 17 años. Y Sebastián Gabriel Rizzo (28), estudiante de enfermería y trabajador del Hospital Manuel Montes de Oca, miembro de la agrupación tradicionalista “La Tranquera”, de Luján.

Entre todos, suman más de 25.000 kilómetros de marchas a caballo. Hicieron unas 30 cabalgatas en los últimos 10 años.

Las diez etapas de esta especie de peregrinación patriota se registrarán en un diario ilustrado con fotos y filmaciones, que se irá subiendo a la página de la Municipalidad de Las Flores, www.lasflores.gov.ar. Y existe el proyecto de filmar un documental, especie de road movie criolla, sobre la cabalgata.

La Marcha de los Cabildos fue declarada de interés cultural por las secretarías de Cultura de la Presidencia de la Nación y de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán y Córdoba. También fue declarada de interés legislativo y de interés histórico municipal por los consejos deliberantes de Ayacucho y de Luján, respectivamente, y de interés municipal por las intendencias de Luján y de Las Flores.

Acompañaron a los jinetes en la presentación de la Marcha en el Cabildo los intendentes de Las Flores, Alberto Gelené, y de Ayacucho, Darío David; el secretario de Cultura de la Provincia de Córdoba, Tito Acevedo; la directora de Cultura de la Legislatura porteña, Silvia Kreiman, y el director del Casco Histórico porteño, arquitecto Luis Grossman. cascohistorico@buenosaires.gov.ar